SEGURIDAD, DISEÑO Y EVALUACION POWERMASTER

Las calderas Powermaster se diseñan para ser las calderas más seguras en el mercado. Desde los espesores de los materiales, hasta los controles y dispositivos de seguridad, Powermaster siempre excede los requisitos de las normas para garantizar que la caldera sea la más segura del mercado:


  • Los espesores de los espejos de las calderas horizontales de 80-1500 HP se seleccionan para tener siempre un 30% de exceso de material sobre el requisito del ASME.

  • Los espesores de los tubos flux se seleccionan del calibre 11, lo cual es 100% mayor al requisito del ASME.

  • La cantidad de controles siempre excede el mínimo requerido de tal manera que siempre habrá un control redundante para controlar el nivel de agua o la presión de trabajo.

  • Los dispositivos de seguridad siempre exceden el mínimo requerido, de tal manera que las calderas horizontales cuentan con compuertas de alivio de gases de combustión a la salida del segundo paso, alivia cualquier tipo de explosión y por lo tanto cualquier tipo de accidente potencial.

NORMA DE FABRICACION

En Norteamérica, las calderas se diseñan, calculan y se fabrican con estricto apego al código ASME, para poder ser estampadas con el sello ASME correspondiente. El código ASME es producto de la recopilación de toda la ingeniería disponible a través de los años de la Sociedad de Ingenieros Mecánicos de Norteamérica, que para proteger a los usuarios, exige requisitos mínimos de diseño, cálculo y fabricación para asegurar al usuario final una larga y segura vida útil de la caldera, así como una operación confiable. Sus requerimientos en material son por mucho, más estrictos, con mayores espesores que los códigos europeos o asiáticos. Por lo anterior, es muy común, que en países ricos, que no fabrican calderas propias, se soliciten calderas estampadas con el sello ASME (Países árabes, africanos, sudamericanos y muchos asiáticos).


DISEÑO Y EVALUACION

Las primeras calderas de tubos de humo que se fabricaron a principios del siglo 19 utilizaban cantidades muy grandes de refractario, quemaban carbón y realizaban la transferencia de calor de una manera poco eficiente. Como resultado de esto, se requerían superficies de transferencia de calor de 10 piés² por BHP para poder cumplir con la generación de vapor requerida. En la década de los 1960´s, los fabricantes de calderas de tubos de humo habían mejorado mucho sus diseños y tecnologías. Se quemaban normalmente combustibles líquidos o gaseosos que permitían tener una mayor transferencia de calor y menores emisiones a la atmósfera. El criterio del diseño de estas calderas evolucionó, requiriendo únicamente superficies de transferencia de calor de 5 pies² por BHP para obtener calderas confiables y de buena eficiencia, pero se fabricaban calderas de tubos de humo de máximo 700 BHP. Con los avances tecnológicos del siglo 20 y el desarrollo de la ingeniería, experiencia y técnicas computarizadas, el criterio de diseño de calderas de tubos de humo ha seguido evolucionando y hoy en día la mayoría de los fabricantes en el mundo logran diseñar calderas de más potencia utilizando menos superficie de transferencia de calor en ocasiones tan bajas como 3 pies² por BHP, manteniendo los estándares de confiabilidad y seguridad.

Los criterios que gobiernan en el diseño en la fabricación de calderas de tubos de humo actualmente no norman los 5 pies²/BHP, dándole mayor interés en la fabricación de este tipo de calderas a:


  • Eficiencia de operación

  • Bajos niveles de emisiones contaminantes

  • Cumplimiento con los códigos de fabricación (ASME para Norteamérica)

  • Cumplimiento con los requerimientos del National Board of Boiler and Pressure Vessel Inspectors

  • Facilidad de mantenimiento

  • Larga vida útil y confiabilidad


Calderas Powermaster, bajo el liderazgo del Ing. Herman B.E. Notholt, ha desarrollado sus diseños de calderas con el avance de las tecnologías mientras mantiene los más altos estándares de seguridad y confiabilidad para sus clientes. Todas sus calderas de las series SWB, WB-A2-3P y WB-A2-4P cuentan con una superficie de transferencia de calor de 5 piés² por BHP hasta 600 BHP. En capacidades mayores el exceso de superficie de transferencia de calor resulta en un deterioro de la eficiencia y rendimiento de la caldera por lo que de 700 BHP en adelante se reduce gradualmente la superficie de transferencia de calor para mantener las eficiencias garantizadas más altas del mercado.

Todos los diseños de calderas Powermaster garantizan una larga vida útil, seguridad y confiabilidad en su operación, pero prestan especial atención y énfasis a la eficiencia.


Todas las calderas Powermaster Wet-Back cuentan con tubos flux sin costurac alibre 11 espesor nominal de 0.12 pulgadas).



Todas las calderas Powermaster Wet-Back cuentan con espejoscuyo espesoresta diseñado para soportarminimo 30% mas esfuerzo del requerido por el codigo ASME.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo